Fernando Torres y Gerrard
Fernando Torres y Gerrard celebran uno de los goles del Liverpool ante el West Ham. REUTERS

El español Fernando Torres firmó dos goles para dar la victoria por 3-2 al Liverpool en un vibrante compromiso liguero, disputado en Upton Park ante el West Ham United, que da a los 'reds' hasta la tercera posición liguera.

Fue un partido vibrante. 'El Niño' Torres comenzó abriendo fuego a los 20 minutos de juego para poner a los de Rafa Benítez por delante.

El delantero madrileño acabó con una larga sequía goleadora

Nueve minutos después, una falta de Jamie Carragher sobre Hines costó al jugador local una amonestación y disparó el silbato del colegiado, que pitó penalti a favor del club de Londres.

Los 'hammers' igualaron, gracias a Alessandro Diamanti, pero el once de Rafa Benítez supo replicar, obra del holandés Dirk Kuyt, un hombre que esta en racha últimamente.

Tan sólo tres minutos pasaron hasta que el conjunto anfitrión respondió a la ventaja visitante. Firmó el segundo gol para el West Ham Carlton Cole justo antes del descanso.

Fernando Torres tuvo tiempo de salvar una vez más a su equipo con un certero remate de cabeza que dio la victoria a los 'reds'.

El Liverpool sube hasta el tercer puesto de la clasificación, por detrás del Chelsea y del Manchester United.

Cesc también 'mojó'

El Arsenal de Cesc Fábregas doblegó al Wigan del técnico Roberto Martínez con una merecida goleada por 4-0, con tanto del capitán español incluido, en el estadio londinense del Emirates.

La baja del cancerbero español Manuel Almunia, primera opción en la meta del técnico francés Arsene Wenger, obligó al "míster" a optar por el italiano Vito Mannone como protector de los tres palos.

El Arsenal está tratando de escalar puestos en la clasificación de la Premier

Los 'gunners' mantuvieron firmes a los 'latics' de Robert Martínez desde el primer compás. El once local retuvo la posesión y se adelantó numéricamente a los 25 minutos.

Fue el ex del Ajax, el defensa belga Thomas Vermaelen, fichaje del Arsenal, el que con un remate de cabeza a un lanzamiento de falta que lanzó el holandés Robin van Persie dio ventaja a la formación local.

El gol fue un premio al domino de los pupilos de Arsene Wenger a la escuadra de "Bob" Martínez, que no termina de encontrar su juego.

Al Wigan no se le veía cómodo; hubo momentos de auténtico acorralamiento por su anfitrión, y los locales aprovecharon el despiste de su oponente para aumentar el marcador.

El segundo gol lo firmó de nuevo Vermaelen tras una bonita jugada combinada con el marfileño Emmanuel Eboue -una figura casi de 'culto' para la hinchada 'gunner'-, y el brasileño Eduardo da Silva hizo su contribución en el minuto 53.

Las cosas no mejoraron para la escuadra de Martínez, que encajaba más miseria en el último suspiro del partido, con un cuarto gol, firmado por el capitán del Arsenal, el español Cesc Fábregas.

El resultado sirve al plantel de Londres para sumar tres puntos y situarse en sexto puesto en la clasificación.