Marc Gasol
Marc Gasol pasa a sus compañeros durante el Toronto Raptors-Golden State Warriors. EFE

Toronto Raptors salió del Scotiabank Arena de la ciudad canadiense con la primera victoria en la serie final de la NBA contra los vigentes campeones, Golden State Warriors, por 118-109. El mejor jugador fue Pascal Siakam, con 32 puntos (14 de ellos en un memorable tercer cuarto), el siempre fiable Kawhi Leonard (23 puntos, 8 rebotes) y un Marc Gasol que con 20 puntos y 7 rebotes se retiró ovacionado. Su primera parte, en la que fue el máximo anotador del partido hasta el momento, fue memorable.

Los Raptors terminaron por desquiciar a los actuales campeones de la NBA. Los 34 puntos de Stephen Curry o los 10 rebotes de Draymond Green fueron insuficientes para parar al equipo canadiense.

El encuentro fue histórico por muchos motivos. Esta es la primera final de la NBA que se disputa fuera de Estados Unidos, la primera en la que participa un equipo canadiense y la primera en la que compiten dos jugadores españoles, Marc Gasol y Serge Ibaka (5 puntos, 3 rebotes).

Ya desde los últimos minutos del primer cuarto, se vio que los Raptors no iban a ponerle las cosas sencillas a los dueños del anillo. Consiguieron despegarse de nuevo de los Warriors para terminar los primeros 12 minutos con un 25-21 a su favor y Gasol como máximo anotador de su equipo con 8 puntos. En Golden State, Curry terminó con 11 puntos. En el segundo cuarto, la igualdad fue la tónica inicial. Ibaka, que había entrado por Gasol al final del primer cuarto, anotó dos canastas seguidas, incluido un espectacular mate de los que gustan al jugador español, para alejar a los Raptors 31-26.


Pero tras un tiempo muerto de Kerr, los Warriors reaccionaron y a falta de cinco minutos para el descanso se colocaron un punto por delante, 40-41 gracias a un triple de Thompson. Los Warriors no volvieron a ponerse por delante del marcador en el segundo cuarto. Gasol adelantó a su equipo con un tiro de dos puntos a falta de cuatro minutos para el descanso y a partir de ese momento, los Raptors aumentaron paulatinamente la distancia.

Al descanso se llegó con 58-49, nueve puntos de diferencia, con Gasol como el máximo anotador del partido con 14 puntos, y 6 rebotes, seguido de Curry con 13 puntos. En los Raptors, sólo Siakam estaba cerca del español con 12 puntos. Mientras, Leonard se fue al vestuario con un pobre 8 puntos, inusual en el jugador del equipo canadiense.

El tercer periodo fue el espectáculo de Siakam en los Raptors y Curry en los Warriors. El primero anotó 14 puntos mientras que el base de Golden State se quedó en 13. Con los últimos 12 minutos abiertos y un un 88-81 para los Raptors, la desesperación de los Warriors se hizo patente dejando que les hicieraon 30 puntos y marcando así la victoria final.