Tiger Woods
Tiger Woods durante el US Open. (EFE) EFE
El estadounidense Tiger Woods, número uno mundial a pesar de llevar ocho meses alejado de los campos de juego por lesión, ha anunciado su vuelta a la competición para la próxima semana con su participación en el Golf-Accenture Match Play Championship en Marana, Arizona, en las afueras de Tucson.

"Hemos recibido la confirmación de que Tiger Woods participará en el torneo", dijo Tim Finchem, comisionado del PGA Tour. "Estamos encantados con su vuelta".

El torneo, que comenzará el próximo miércoles 25 de febrero, podrá fin a 254 días de ausencia de Woods desde que ganara el Abierto de Estados Unidos y decidiera pasar por el quirófano para reconstruir el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Durante este tiempo, el mejor golfista del mundo se ha recuperado y ha sido padre por segunda vez, quizá la principal variable a la hora de programar su regreso. Con el nacimiento de su hijo, Charlie Axel, el pasado 8 de febrero, se abría la puerta para su vuelta.

Su ausencia bajó el interés por el golf en su país

La noticia de su vuelta ha sido la mejor en mucho tiempo para el circuito norteamericano de golf, que había perdido mucho interés para los aficionados por la ausencia del número uno, y que había bajado varios puntos de share (o cuota media de pantalla) en las retransmisiones televisivas.

Nadie duda de que volverá a ser el de antes, pero muchas son las voces que afirman que le costará "un poco, sobre todo al principio"."Es humano al fin y al cabo", comentó Hank Haney que ha trabajado con Woods y su swing, para a continuación añadir que "nada de lo que haga me sorprenderá".