El defensa francés del Barcelona, que formó tándem con Márquez en el eje de la defensa ante Osasuna, admitió que ocupar la plaza de Puyol no le supuso una presión añadida.

"No creo que me haya dado más responsabilidad. Un jugador no tiene la responsabilidad del otro, debe jugar por él y por hacerlo mejor para el equipo", explicó Thuram.

Lo que sí destacó es la emotividad de su estreno en el coliseo barcelonista. "Mi debut fue un momento muy emotivo", admitió el internacional francés.

Las diferencias con Italia

"El fútbol que practica el Barcelona es muy diferente, eso seguro, pero creo que la manera de ver el fútbol es lo que cambia más. En Italia, en conjunto, son mucho más cerrados. Los delanteros piensan siempre más en defender y aquí piensan más en jugar el balón", explicó el defensa barcelonista.

Admite que, a pesar de no hablar castellano ni catalán, no tiene problemas de comunicación con sus compañeros y desveló que con Edmilson y con Márquez, por ejemplo, habla en francés.

También se refirió con ironía a los aplausos que recibió por parte de los espectadores del Camp Nou. "Me parece que me aplaudían porque pensaban que era Eto'o el que llevaba el balón", añadió.