Nicolás Terol
El piloto español de 125 c.c. Nicolás Terol JOSE MANUEL VIDAL / EFE

El español Nicolás Terol es ahora todavía más líder al conseguir su primera victoria en el circuito de Jerez de la Frontera, en donde se ha adjudicado el triunfo en el Gran Premio de España de 125 c.c.

Terol salió prácticamente como un tiro, ya que en el tercer parcial de la primera vuelta ya acumulaba una ventaja de 1.2 que subió casi al segundo y medio al término de ese giro inicial.

Intentando seguir el rebufo del líder del mundial se metió un grupo de pilotos en el que, además del autor del mejor tiempo de entrenamientos, el alemán Sandro Cortese, que no hizo una buena salida, estaban el portugués Miguel Oliveira y los españoles Efrén Vázquez, primero de ese grupo, y Héctor Faubel.

Faubel se fue por los suelos al intentar evitar que Terol se marchaseA ritmo de vuelta rápida tanto de Terol como de Faubel y de Vázquez, uno se afanaba por abrir un hueco y el resto por intentar que no fuese así, lo que situó las diferencias entre el líder y sus perseguidores en escasamente dos segundos.

Pronto quedó claro por qué se habían producido las prisas iniciales, puesto que la carrera, que inicialmente se consideró en seco, vio el aviso de que había agua en el asfalto y los pilotos comenzaron a extremar las precauciones, pues en cualquier momento podía ser detenida la prueba para el cambio de neumáticos. Entre tanto, Héctor Faubel tiró con fuerza para intentar dar caza a Terol.

El portugués Miguel Oliveira, tercero en la sexta vuelta, se fue por los suelos de manera espectacular casi en el mismo momento en que Faubel se ponía a rebufo del líder del mundial, con vuelta rápida de carrera incluida, y Efrén Vázquez era engullido por el dúo formado por Sandro Cortese y Johann Zarco.

En el séptimo giro Héctor Faubel ya había conseguido su objetivo. Una vuelta rápida, enganchado a Terol y, poco después, superado con cierta facilidad para ser él, ahora, quien intentase marcharse, pero el líder del mundial se mantuvo tras su rebufo esperando la oportunidad para adjudicarse su segunda victoria consecutiva.

Casi en el ecuador de la carrera y sin que ésta hubiese sido detenida, a pesar de la lluvia, que no terminó de caer con continuidad, Terol pasó nuevamente a la acción y superó a su compañero de escudería Faubel en el mismo sitio que éste lo había hecho anteriormente y ambos contaban con casi cuatro segundos de ventaja sobre sus perseguidores, por entonces el mismo trío formado por Cortese, Vázquez y Zarco.

La emoción creció en intensidad con el añadido de un asfalto cada vez en peores condiciones por la lluvia, lo que propició que Vázquez, que era tercero, se fuese por los suelos cuando intentaba mantener su plaza. Lo mismo le ocurrió un poco después a Sandro Cortese, si bien ambos consiguieron continuar en carrera algo más atrás.

Faubel, sabedor de que en cualquier momento se podía detener la carrera por la lluvia, decidió volver a atacar a Terol -que tampoco arrojó entonces la toalla-, mientras Maverick Viñales se veía obligado a abandonar cuando era tercero y Cortese y Vázquez se esforzaban por recuperar el terreno perdido tras sus caídas.

En la última vuelta Faubel se fue por los suelos al intentar evitar que Terol se marchase y no sin problemas pudo regresar a la pista para concluir en una decepcionante undécima plaza.