Teresa Rivero
Teresa Rivero, presidenta del Rayo Vallecano. ARCHIVO

La presidenta del Rayo Vallecano, Teresa Rivero, lamentó su disgusto por el hecho de que los jugadores hayan "perdido la confianza" en el club y recalcó que "antes de final de temporada van a cobrar seguro".

"Parece que no quieren subir, lo están haciendo muy mal. Al menos desde que yo he visto el partido", dijo disgustada, en palabras a Canal+, en el descanso del partido que su equipo perdió en el El Alcoraz ante el Huesca (4-1).

Se ha visto que el Rayo cuando quiere, puede, depende de ellos

Teresa Rivero, que llegó al estadio cuando ya se había jugado media hora de partido, defendió una vez más la trayectoria de José María Ruiz Mateos, dueño de Nueva Rumasa: "Mi marido en su vida ha dejado a nadie en la estacada es una persona que ha dado trabajo sin parar. No ha tenido nunca ni yates ni avionetas ni nada, como otros empresarios, sólo intentado dar trabajo a los demás".

"Estos se creen que se van a quedar sin cobrar en me parece una desconfianza absoluta y lo están haciendo muy mal. Lo saben perfectamente, se lo hemos dicho, que antes de final de temporada van a cobrar seguro", recalcó.

Además, aseguró que si logran el ascenso "la cosa mejorará". "Pero parece que no tienen confianza en nada. Ellos pueden remontar, se ha visto que el Rayo cuando quiere puede, pero no lo sé, depende de ellos, nosotros hemos hecho todo lo que está en nuestra mano", resaltó.

Finalmente, recordó que "es un horror" la cantidad de "dinero" que su familia se gasta en el equipo, dejando claro que el único deseo es que la situación económica mejore y el equipo pueda lograr el ascenso a la máxima categoría.

Cabe destacar que los futbolistas saltaron al césped con una camiseta blanca con la leyenda 'Rayo y afición, unidos por un sentimiento'.