Cillessen
Cillessen durante un partido EFE

Marc-André Ter Stegen no estará bajo palos en la final de la Copa del Rey, después de no recuperarse de las molestias en la rodilla derecha que ya le hicieron perderse el último partido liguero. El alemán jugó su último partido en la eliminación de la Champions League en Anfield contra el Liverpool y, desde entonces, ha estado planteándose si seguir con el tratamiento conservador o pasar por quirófano.

El Barcelona ha confirmado que seguirá con la primera opción sin ser operado, y que esto implica lo que ya se sabía: será Jasper Cillessen quien ocupe la portería en el Benito Villamarín. Ter Stegen había sido el portero de las semifinales de Copa contra el Real Madrid, pero será su suplente quien ocupe su lugar para intentar consumar el doblete.

Cillessen puede despedirse así a lo grande del que ha sido su equipo hasta este año. El holandés no seguirá en la plantilla culé, como ya avisó tras proclamarse campeón de Liga. Después de no haber jugado en la competición casera más que un partido en esta temporada (el último partido, ante el Eibar) y un total de 29 desde que llegó en 2016, será en el torneo del KO donde tratará de reivindicarse.

Después del encuentro del sábado, hará las maletas aunque no se irá muy lejos, si se acaban de cerrar las nefociaciones con el Benfica. El campeón portugués quiere hacerse con el cancerbero neerlandés, y las negociaciones se han acelerado en las últimas horas hasta el punto de que el acuerdo se da por cerrado en la prensa portuguesa.