Peineta de Viñales a Lorenzo en Cataluña
El piloto de Yamaha muestra su enfado tras verse afectado por la caída de Jorge Lorenzo. EFE

La tensión entre Maverick Viñales y Jorge Lorenzo se sigue palpando en los circuitos de MotoGP.  La 'herida' por el polémico ‘strike’ de Lorenzo en la segunda vuelta del GP de Catalunya, que terminó con el propio Lorenzo, Dovizioso, Maverick y Rossi en el suelo, sigue abierta, como se vio en las conferencias de prensa previas al GP de Assen.

Así lo reconoció Viñales, quien fue tajante tras el incidente y pidió una sanción ejemplar para el piloto de Honda:  “Debería salir el último en Assen”.

El piloto también critió que Lorenzo no le llamó para excusarse o explicarle la situación: "Jorge tiene mi número y la confianza para llamarme y haberme explicado al menos la situación que fue. Yo, por supuesto, soy una persona que respeta mucho a los otros pilotos. La pista es la pista y fuera es otra cosa".

Al igual que tras la caída múltiple, Viñales volvió a lamentar que “esto abre la puerta a que haya más acciones como esta. Al final, si no te sancionan, pues lo pruebas".

Por su parte, Lorenzo descartó que vaya a llamar a ‘Mack’ o Rossi: “No, no tengo intención de hacerlo con Maverick. Razones mías. Y con Valentino no creo que haga falta. Lo que tenía que hacer, ya lo hice. En su momento, no me los encontré y sí me encontré a Dovizioso, pero no sirve de nada, porque no voy a cambiar nada la situación. Lo han entendido y ya está. A pasar página”

Lorenzo reconoció que “si he causado un riesgo, tengo que aprender de ese error para no repetirlo”, pero destacó que “como dije en su momento no hice ninguna cosa loca, sino que se juntaron varias circunstancias que hicieron que en ese momento tuviese que frenar un poco más con el freno de delante y sucedió”.