Rafa Nadal
Rafa Nadal mostró su apoyo a la selección española de fútbol. (EFE) Agencias

En París todo el mundo señala a Nadal como el gran favorito. El primero que lo hace es el croata Ljubicic su rival.

"Creo que llego en mi mejor momento, tenístico y físico, de cara al domingo", dijo si vence a Ljubicic.

Nadal sabe también que faltan matices en su juego. Ha perdido muchos saques en estos cinco partidos disputados y su derecha solo ha sido consistente a veces

 

"Mi idea siempre se hace sobre mi juego. Uno tiene que plantear hacer luego su juego y añadir después unos pequeños detalles", dijo.

Pero Nadal sabe también que faltan matices en su juego. Ha perdido muchos saques en estos cinco partidos disputados y su derecha solo ha sido consistente a veces.

Continuidad 

"Debo buscar la continuidad", señaló este jueves en una entrevista a TVE 2, en la que destacó el buen primer set que hizo contra Hewitt, el primero también contra Djokovic, y el despiste que sufrió contra el serbio.

Ljubicic, campeón de Copa Davis, y de la Copa del Mundo por equipos, es un temido adversario con un buen saque y un elegante revés a dos manos que le funciona.

Ha señalado ya que contra el de Manacor habrá "presión cero", porque le considera como el máximo favorito al título.

"Creo que no hay ni una sola duda de que él es el gran favorito", dijo tras derrotar al francés Benneteau, "no solo en la semifinal, sino también en la final. De los cuatro que quedamos es, definitivamente, el gran favorito, después Roger y David, y después yo".

Sin táctica 

"No hay táctica posible contra Rafa", prosiguió, "solo acertar con los 'match-points', pero yo sé cuál es mi potencial, mi juego, y tengo en mi cabeza todas las ideas, cómo jugar. Puedo vencer a cualquiera, y ¿por qué no a Nadal?", dijo.

Nalbandián-Federer 

En el otro encuentro no se sabe quien tiene más miedo a perder, si Nalbandián, que cayó recientemente en esa ronda en Roma ante el número Federer, o el suizo, que hizo lo propio en París el año pasado ante el español Rafael Nadal, y que persigue el único título del Grand Slam que falta en su palmarés en un torneo maldito para él.

"Federer es como la selección de Brasil", dijo Nalbandian al comentar como juega el suizo actualmente y lo que representa enfrentarse contra él, a pesar de que le ha vencido en seis de las once ocasiones en las que han cruzado sus raquetas.

Federer es como la selección de Brasil

 

El argentino expresó que para ganar al todopoderoso Federer "hay que hacerlo todo bien" y no dejarle respirar, quizás porque sabe que en las semifinales de Roma estuvo a solo dos puntos de ganarle.

"Yo me siento bien, y él también está jugando mejor. Nos conocemos mucho los dos. Cada vez que jugamos es siempre complicado, lo hacemos al límite. No creo que vaya a ser fácil para ninguno de los dos", dijo David.

Federer se encuentra a solo dos pasos de convertirse en el último jugador en ganar los cuatro grandes, aunque en su caso lo haría en dos años, después de que el australiano Rod Laver lo hiciera por segunda vez (1962 y 1969). De momento lleva ya ocho semifinales de estas logradas, de forma consecutiva, dos menos que el récord desde que comenzó la Era Open (1968) en poder de Ivan Lendl, con 10.

NOTICIAS RELACIONADAS: