Almagro
El jugador Nicolás Almagro celebra su victoria sobre el italiano Potito Starance tras el partido de la final del V Open de Tenis de la Comunidad Valenciana (Efe). EFE

El tenista español Nicolás Almagro reeditó su triunfo del año pasado en la final del Abierto de la Comunidad Valenciana, torneo ATP con una dotación de 353.450 euros, tras imponerse en la final al tenista italiano Potito Starace por 4-6, 6-2 y 6-1.

El príncipe Felipe, presente en la final disputada en el Club de Tenis Valencia, fue el encargado de entregar los trofeos a los dos finalistas de esta quinta edición del torneo, acompañado por Francisco Camps, president de la Generalitat; Antonio Bernabé, delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana; Rita Barberá, alcaldesa de Valencia y Pedro Muñoz, presidente de la Federación Española de tenis.

El tenista murciano, actual número 31 del mundo, consiguió de esta forma su segundo torneo ATP y defendió con éxitos los puntos conquistados en Valencia el año pasado, antes de partir hacia Montecarlo donde esta próxima semana participará en el Máster Series y donde debutará en primera ronda contra el sueco Thomas Johansson, invitado especial.

El príncipe Felipe, presente en la final disputada en el Club de Tenis Valencia, fue el encargado de entregar los trofeos a los dos finalistas de esta quinta edición del torneo

Tras una semana marcada por la lluvia, por fin lució el sol en la pista valenciana y el tenista español empezó la final muy concentrado y marcando terreno a Starace, con numerosos golpes ganadores que le permitieron lograr un parcial inicial de 3-0.

Sin embargo, la rotura conseguida por el italiano en el quinto juego, tras varios errores no forzados de Almagro, descentraron al español, aquejado de un leve constipado, que se fue del partido mentalmente. A Starace le bastaba con mostrar su habitual solidez desde el fondo de la pista y mover a Almagro, para que éste acabara lanzando las bolas fuera.

Las cosas empezaron mal

Cinco juegos seguidos colocaron a Starace con un parcial de 5-3. Almagro rompió la racha del italiano al mantener su servicio, pero el transalpino aprovechó su cuarto punto de set para hacerse con la primera manga por 6-4.

Almagro se rehizo en al segunda y recuperó la concentración y el acierto en sus golpes ganadores. Tras el 2-2 inicial, el campeón enlazó cuatro juegos seguidos ante un Starace que se mostraba incapaz de contrarrestar el demoledor poderío de Almagro, que igualaba el partido con un cómodo 6-2.

El tenista murciano iba lanzado. Recuperada la confianza en su juego exhibió su mejor tenis en el tercer set, y en un abrir y cerrar de ojos se colocó con un 3-0, que empezaba a decantar la final a su favor.

Cambio de táctica

Starace cambió de táctica y comenzó a soltar más el brazo, pero Almagro había puesto la directa. El primer saque le permitía ganar con solvencia su servicio y con más paciencia, esperando el momento adecuado para colocar sus ganadores se apuntó el tercer set por un contundente 6-1.

Starace cambió de táctica y comenzó a soltar más el brazo, pero Almagro había puesto la directa

Al final del partido, Almagro, tras agradecer al príncipe Felipe su presencia y dar las gracias a su equipo, protagonizó la anécdota de la jornada al brindar el título a su madre a través de las cámaras de televisión.

"Mamá no has querido venir a verme otra vez en la final, y te doy las gracias por la tele. Ojalá no vengas nunca y pueda seguir brindándote títulos a través de la televisión", señaló entre risas.