Tenía que ser Tote
Pese al empate, el Valladolid continúa firme en lo alto de la tabla. (Dani Madrigal)
Rico Pérez (6.000 espectadores)

Hércules: Aragoneses, Mantecón, Schiavi, Sergio, Redondo, Turiel, De los Santos, Juanlu (Piti, min 61), Farinós (Tote, min 61), Sendoa (Mateo, min 52) y Moisés.

Valladolid: Alberto, Pedro López, Bea, G. Calvo, Marcos, Sisi (Baraja, min 87), Álvaro Rubio, Borja (Hernández, min 81), Asier (Álvaro, min 70), Víctor y Llorente.

Goles: 0-1 (min 28): Llorente. 1-1 (min 35): Turiel. 1-2 (min 44): Víctor. 2-2 (min 94: Tote).

Árbitro: G. Gómez (C. vasco). Amonestó a Moisés, Schiavi, De los Santos, Bea, Borja, Sisi, Víctor y García Calvo.

Llegó el empate de la forma más dolorosa. El Valladolid ya saboreaba la victoria que le permitía abrir trecho en lo más alto de la tabla frente a sus perseguidores. Y en el minuto 94, Tote, precisamente un viejo conocido como él, llevó el empate al marcador. Y el Valladolid volvió de Alicante con un sabor agridulce.

La primera parte mereció la pena. Ambos equipos se dedicaron a jugar al fútbol y en cuanto llegaron las ocasiones, los goles les acompañaron. El primero fue del Valladolid cuando una bonita combinación entre Víctor y Llorente la remataba a la red el delantero vasco. Apenas sin tiempo para celebrarlo, Turiel, otro ex vallisoletano, igualaba la contienda. Y aún no murió la primera parte, pues en su último instante, un fallo del central Schiavi dejaba el balón a placer para Víctor, que no falló.

Durante toda la segunda parte, el Hércules siguió porfiando para empatar el partido, sin mucha suerte ni puntería, pero cuando ya perdía la esperanza, surgió Tote como verdugo de sus amigos  para empatar el partido. «Ha sido una lástima, pero terminamos el año en buena posición», dijo Mendilibar. Razón no le falta.