Pekín teme altercados de grupos terroristas a lo largo de la ruta de la antorcha olímpica, que traten de dañar la imagen de China con motivo de la organización de los Juegos Olímpicos. «Cualquier cosa puede sucedernos, tanto en la ruta doméstica como en el extranjero, donde podría tener lugar algún ataque terrorista», dijo Zhang Shuyuan, jefe del departamento de seguridad del Comité Organizador de Pekín 2008. «Las existentes fuerzas hostiles contra China tratarán de dañar la imagen internacional de nuestro país a través de los Juegos Olímpicos», añadió.