Tayla Harris
La futbolista Tayla Harris ha denunciado los comentarios abusivos que ha recibido por esta foto marcando un gol. Twitter.com @TaylaHarris

La imagen es impresionante: la futbolista Tayla Harris remata en el aire un balón con la pierna derecha elevada, casi en perpendicular al suelo, y elevada varios metros. Por sí misma, la foto es digna de publicación, pero se ha convertido en objeto de debate en Australia.

El motivo de la polémica son los comentarios abusivos que ha recibido. La publicó por primera vez en facebook la televisión Channel Seven. Las respuestas sexistas y homófobas inundaron el post, lo que hizo que el canal la eliminase de la red social. Fue mucho peor el remedio que la enfermedad, ya que se consideró una manera de claudicar ante los comentarios abusivos, y decidieron recuperarla.

La foto ha tomado trascendencia porque ha sido la propia víctima quien ha denunciado la situación. Harris ha compartido la instantánea en twitter con un texto que deja poco lugar a la duda: está profundamente indignada. "Aquí una foto mía trabajando… Pensad en ello antes de vuestros comentarios despectivos, animales", ha escrito.

La jugadora declaró en una entrevista que consideraba las respuestas a esa foto inicialmente colgada como abuso sexual en las redes, ya que eran "repulsivos comentarios de carácter sexual". Hasta el primer ministro australiano, Scott Morrison, ha calificado a los usuarios que han hecho esos comentarios como "gusanos cobardes" que actúan con "un odio que les disminuye como personas".

El apoyo masivo que ha recibido Morrison ha sido clave para que no denuncie por la vía judicial lo sucedido. La futbolista prefiere confiar en que la reacción de la sociedad sirva para que ese tipo de conductas en las redes hacia las mujeres futbolistas se reduzcan.

"Me parece bien que comenten y critiquen mi fútbol... pero fueron comentarios muy inapropiados, comentarios que mi familia leerá. El apoyo que he recibido ha sido fenomenal. Creo que ha callado a cualquiera que haya hecho un comentario", zanjó la jugadora del Carlton Football Club.