Rasmussen, fuera del Tour
Rasmussen, escoltado por Contador. (Eric Gaillard / Reuters)
Ganó en solitario ayer la etapa reina de los Pirineos, imponiéndose a Leipheimer, segundo, y a Alberto Contador, tercero. Así, el maillor amarillo Michael Rasmussen era ya el virtual ganador del Tour de Francia. Sin embargo, su equipo, el Rabobank, sorprendió al excluir anoche de la carrera al ciclista danés, por haber faltado a cuatro controles antidopaje en su país, por lo que ya fue excluido de los Juegos Olímpicos de Pekín por la Federación Danesa. Al cierre de esta edición (0.00 horas) la organización del Tour no se había pronunciado sobre el tema ni había desvelado los resultados de los controles antidopaje de ayer.

Lo cierto es que, de esta manera, el Tour de Francia tiene nuevo líder, es español y se llama Alberto Contador. El de Pinto, que perdió en la meta ayer 35 segundos con respecto a Rasmussen, había manifestado al finalizar la etapa: «He perdido el Tour; tenía opciones, pero la diferencia ahora es insalvable». Sin embargo, la retirada de Rasmussen deja al madrileño, de 24 años, como líder de la ronda francesa con muchas posibilidades de lograr el triunfo final, si la contrarreloj del sábado, llana de 55 kilómetros, se lo permite.

Un etapón

Michael Rasmussen, de 33 años y campeón del mundo en mountain bike en 1999, hizo ayer un etapón en los Pirineos. Contador le atacó en los diez últimos kms. Evans y Leipheimer, los otros dos que se quieren ver en el podio, aguantaron. Y así fue la subida, a ritmo, con varios tirones de Contador y el danés recuperando los pocos metros de desventaja. Evans, sí cedió, pero su pérdida de tiempo fue mínima. En el último kilómetro aceleró Rasmussen, abucheado en algún momento del día, y se marchó solo, ante un Contador fatigado.

Otro positivo en un Tour con tufo

El italiano Cristian Moreni, del Cofidis, dio positivo por testosterona en la undécima etapa del Tour de Francia y se convirtió en el segundo dopado de la ronda gala, tras el positivo de Vinokourok. Curiosamente, el equipo de Moreni, el Cofidis, fue uno de los que el pasado martes fundaron el Movimiento por un Ciclismo Creíble. Por la tarde, el Cofidis siguió el ejemplo del Astana y anunció su retirada de la prueba francesa. Son ya dos casos de dopaje en un Tour que, una vez más, no ha podido escapar de una de sus pestes. Por otro lado, Vinokourov defendió ayer su inocencia: «Dicen que me inyecté sangre de mi padre, pero si fuera verdad hubiera dado positivo por vodka».