El positivo de Krushelnitsky, que compite bajo la bandera olímpica en los Juegos Olímpicos, supone un golpe a los esfuerzos de Rusia por volver a la élite después del escándalo sobre un supuesto programa estatal de dopaje durante los Juegos de Sochi.

Krushelnitsky, medallista de bronce junto a su esposa en dobles mixto de curling, usó meldonium, algo que fue corroborado por un portavoz de la expedición rusa. El meldonium aumenta el flujo sanguíneo, lo que incrementa las capacidades atléticas de los deportistas.

Los deportistas rusos no pueden competir bajo la bandera de su país en PyeongChang, ya que Rusia se encuentra suspendida por el Comité Olímpico Internacional (COI) por haber desarrollado un programa estatal de dopaje durante años. Para competir, debían hacerlo bajo la bandera olímpica, como hizo Krushelnitsky.