Tania Elósegui
Tania Elósegui posa junto a sus palos. (Adam Lubroth) Adam Lubroth

El año de su despegue como profesional del golf, 2006, le fue muy bien, ¿qué espera de 2007?
Ojalá juegue como el año pasado. Ahora tengo más experiencia y conozco los campos, pero todo lo que logré en 2006 no es fácil de conseguir todos los años... aun así, lucharé por hacerlo.

¿Cómo se enfrenta a su primer Copa del Mundo?
Me he entrenado duro en Navidad y espero que todo vaya bien, aunque nunca puedes hacerte a la idea de qué pasará. Espero que Ana Belén y yo metamos muchos putts.

¿Cuándo y cómo cogiste tu primer palo?
A los nueve años, mis padres me apuntaron a tenis y a golf en el Club de San Sebastián.

Tania Elósegui

BIO Nacida en San Sebastián hace 25 años, ha sido segunda Rookie of the Year Ranking 2006 (novata del año). El año pasado fue 23ª en el New Star Money List  y 18ª en el Ranking Oficial del Ladies European Tour.

Y pudo el golf...
Al principio me gustaba más el tenis, pero en un club de golf era más difícil sobresalir con la raqueta. Sin embargos, hasta los 14 años no me di cuenta de que destacaba en golf.

¿Qué les pasa a las golfistas españolas que no encuentran un hueco a nivel internacional?
Es algo que se comenta mucho en la Federación Nacional, que a nivel amateur van muy bien, pero cuando pasan a profesional no... creo que es porque cuando eres amateur no tienes que preocuparte más que en dar bien a la bola.

¿España ha evolucionado mucho respecto al golf?
Muchísimo, pero creo seguirá evolucionando aún 10 o 15 años más.

Pero se sigue viendo como un deporte de pijos...
Sí, pero cada vez se ven más campos públicos y es más fácil el acceso a la clase media.

¿Qué es lo que más le gusta del golf?
El paseo por la naturaleza. En pocos trabajos uno puede estar en un entorno tan impresionante.

¿Y lo que menos?
Es muy desagradecido, porque puedes entrenar muchísimo y llegado el momento no poder recoger los frutos.

¿Le parece Michelle Wie (17 años) una crack del golf?
No, para nada. Una crack, para mi, es Annika Sorenstam. Wie tiene aún mucho que demostrar, creo que es buena jugadora, pero la han hecho un producto de marketing y no la saben llevar muy bien.

¿Competiría como ella contra hombres?
No, no tiene sentido. Fisiológicamente somos distintos, no somos equiparables. Yo juego todos los días con chicos, pero competir es impensable.

Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas ¿ejerce de ello?
No, fue cuando terminé cuando decidí darme una oportunidad como profesional del golf y, mientras esté, lo haré al 100%.

Cuando deja un poco los entrenamientos... ¿qué le gusta hacer?
En invierno me encanta esquiar y el snowboard, y de momento no me lo han prohibido. En verano, la playa. También me encanta ver cine en casa.