Tadej Pogacar
Tadej Pogacar. EFE

El esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates) fue el gran animador de la penúltima etapa de La Vuelta a España, que confirmó la victoria en la general de su compatriota Primoz Roglic (Jumbo-Visma). A sus 20 años, Pogacar conquistó su tercera etapa en esta edición de la ronda (190,4 kilómetros entre Arenas de San Pedro y Plataforma de Gredos) y pasó de la quinta a la tercera plaza de la general, adelantando a los colombianos Nairo Quintana (Movistar) y Miguel Ángel López (Astana), al que arrebató también el premio al mejor joven. Alejandro Valverde (Movistar) completará el podio de Madrid entre los dos eslovenos.

Pogacar dio una nueva exhibición de fuerza. Arrancó a 38 kilómetros de meta, en plena subida al Puerto de Peña Negra, de primera categoría, rebasó a los escapados y abrió hueco con el grupo de favoritos. La tercera plaza, en poder de Quintana, le quedaba a 1:17; y la segunda plaza, la de Valverde, a 1:59. En la cima, la ventaja de Pogacar superaba ya el minuto y medio, que se mantuvo en la bajada y en la subida a Plataforma de Gredos, de tercera categoría.

A 2,6 kilómetros del final Valverde, que veía peligrar su segundo puesto, tensó el grupo perseguidor con Roglic atento a su rueda. Pogacar se llevó 10 segundos de bonificación como ganador de etapa y sacó 1:33 en meta a Valverde, que bonificó 6 y salvó la segunda plaza por 22 segundos.

Este domingo se disputará la última etapa, entre Fuenlabrada y Madrid, con un recorrido de 106,6 kilómetros.