El uruguayo zarandeó a un redactor de un periódico deportivo local, quien acabó con  sangre en un labio.