Wild Oats
La tripulación del Wild Oats celebra su victoria al amarrar. (Efe) Peter Mathew

El barco australiano Wild Oats, patroneado por Mark Richard e Iain Murray, se impuso en la prueba Sydney-Hobart, por delante del Ichi Ban.

Esta clásica competición de vela celebraba su 62ª edición y hasta nueve barcos han tenido que abandonar. Un día antes de acabar la prueba hubo tres heridos graves en uno de los accidentes de las embarcaciones.

El éxito del Wild Oats consiguió un récord, pues se trata de la primera vez desde 1964 que el poseedor del título se vuelve a imponer en esta prueba que une el puerto de Sydney y el de Battery Point de Hobart, capital de Tasmania (unas 630 millas náuticas, lo que son 1.170 kilómetros).

La embarcación australiana, un supermaxi de 30 metros de longitud con Richard y Murray al frente, recorrió el trayecto en 2 días, 8 horas, 52 minutos y 33 segundos, y aventajó en 40 millas al Ichi Ban, que logró la segunda plaza.