Suunto 5: GPS, pulsómetro, 'smartwatch' y una batería infinita

  • CONTENIDO PATROCINADO.
  • La atleta popular Yedra Martínez analiza el nuevo producto de Suunto para monitorizar los entrenamientos.
Imagen de un Suunto 5 durante una sesión de entrenamiento.
Imagen de un Suunto 5 durante una sesión de entrenamiento.
SUUNTO

Correr es gratis. Sí, como lo lees. Existen un montón de variables en torno a este deporte -ropa, zapatillas, gps, geles, sales...-, que lo hacen más caro, pero la base es totalmente gratis. Y quizás este hecho, combinado con los beneficios físicos y mentales que experimentamos cada día, nos convierte en adictos al noble arte de adelantar un pie y replicar con el otro.

En este artículo vamos a analizar el nuevo Suunto 5, un gps de gama media destinado para perfiles muy similares al mío. Partamos de la base de que soy una deportista popular, que me gusta tanto correr en asfalto como perderme por el monte y que me considero algo maniática de las estadísticas. Mi disciplina va por temporadas, unos meses más kilómetros y otros, un poco menos. Pese a ello, puedo decir que ya sé lo que es acabar cinco medios maratones en asfalto y dos de montaña, con su desnivel, subidas, bajadas y quehaceres inmensamente divertidos, y con todo el esfuerzo que lleva una preparación de estas características.

Lo primero que destaca de este producto es su tamaño y su peso, siendo más ligero y cómodo que otros modelos de la marca y que otros gps de la competencia. La pantalla sigue sin ser táctil, pero los cuatro botones laterales permiten una rápida configuración y respuesta tanto en parado como en movimiento. No pesa más de 70 gramos.

En movimiento, lo que más me aporta de este modelo es la posibilidad de controlar las estadísticas resumidas en un pantalla, kilómetro a kilómetro, incluyendo parciales por kilómetro, velocidad o ritmo cardíaco. Esta última variable se controla a través de un sensor de muñeca bastante conseguido, ya que no siempre marcan con excesiva exactitud, pero este modelo no tiene nada que envidiar a relojes de gama superior.

A mi nivel - ni muy alto, ni muy bajo- he comprobado que un gps debe acumular bien las métricas y permitir la posibilidad de reconocerlas fácilmente en cualquier momento. Esto se consigue a través de una aplicación y de la conexión bluetooth del dispositivo, lo que permite pasar los datos sin tener que conectar previamente al ordenador y además ofrece todas las herramientas de un reloj smartwatch, en el que se reciben hasta las notificaciones de whatsapp.

Reloj Suunto 5
Reloj Suunto 5

Modo 'trainer'

En materia de entrenamientos, este modelo de GPS incluye un modo entrenador que te ofrece planes de entrenamiento acorde con tu nivel físico, con la intención de que mejores a diario. En ese camino, el reloj ofrece al usuario la posibilidad de valorar, por sensaciones, qué tal ha ido la sesión de entrenamiento, por lo que esa información, sumada a los registros acumulados durante el día, ya sea haciendo deporte o simplemente con los bio ritmos de día y de noche, resulta un modo útil para aquellos que no tengan la preparación o el conocimiento suficiente para ir evolucionando.

El reloj también me permite realizar intervalos para mis sesiones semanales de series, aunque echo de menos que Suunto desarrolle definitivamente la posibilidad de introducir entrenamientos personalizados adaptados a nuestra medida.

Y sin duda la característica más potente es la poderosa batería, algo que me llamó la atención por permitirnos la posibilidad de tener el reloj sin cargar más allá de un semana realizando tareas normales de entrenamiento o monitorización de bioritmos. Además, de continuo, el gps aguanta más de 20 horas, lo que me hace tener un motivo más para entrenar y soñar hacer algún día un ultra.

Modos deportivos

El Suunto 5 nos deja configurar el reloj para 80 tipos de ejercicios. Desde correr por montaña, a montar en bici, natación, caminar, pasando por múltiples rutinas de gimnasio. La esfera no es muy grande, pero permite meterle los datos necesarios por pantalla de visualización para poder seguir, por ejemplo, ritmo cardíaco con velocidad, distancia o tiempo por kilómetro.

El GPS ajusta bastante bien las rutas con apenas desequilibrio tanto en ciudad como en montaña, comparado con otros GPS de Garmin o de Tom Tom que he probado años atrás. De cara a la altura, este GPS no posee barómetro, pero calcula el desnivel vía GPS. Esto hace que la medida no sea muy exacta, pero sí bastante aproximada y nos ahorrará un buen pico de batería.

Y como la cabra tira al monte -y a mí me tira especialmente-, he descubierto una herramienta que ya me ha sacado de más de un apuro. Si ves un camino que no sabes dónde va y tienes una curiosidad rabiosa, que sepas que siempre tendrás un rastro de migas para volver por donde has venido y que te deja en el punto de inicio. Pues eso, que si me pierdo, es fácil: primero un pie y luego, el otro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento