Sergio Pérez
Sergio Pérez casi atropella a un comisario en el GP de Mónaco. Captura de pantalla @F1TV

El mexicano Sergio Pérez demostró unos enormes reflejos durante el GP de Mónaco, al evitar un accidente que podría haber supuesto una seria tragedia. El piloto de Racing Point estaba saliendo de boxes cuando se encontró con dos comisarios que estaban cruzando por la pista durante el periodo de coche de seguridad que hubo durante la carrera.

En el vídeo 'on board', se observa claramente cómo por puro instinto evitó atropellar a ambos, especialmente a uno que se frenó en seco cuando vio que el monoplaza rosa pilotado por 'Checo' venía a toda velocidad.

Obviamente, Pérez se quejó por radio de lo ocurrido. "¿Qué pasa con esos comisarios? ¡Casi le mato! ¿Están bien?", gritó a sus ingenieros, que le confirmaron que todo había sido un susto.

Después, más tranquilo, explicó lo ocurrido a los medios. "Durante el coche de seguridad vi cómo pasó cerca de mí un comisario, bueno realmente dos. Fue realmente malo. Ellos estaban corriendo mientras yo salía de boxes. Tuve que frenar y tuvieron mucha suerte de que pudiera esquivarles", relató, aún con el susto en el cuerpo.