La Federación Turca de Fútbol ha decidido suspender durante una semana la Superliga después del tiroteo que sufrió este sábado el autobús del Fenerbahçe, en el que el conductor resultó herido.

Eautobús oficial del equpo otomano fue tiroteado cuando se desplazaba al aeropuerto de Trebisonda (Trabzon) para tomar el avión de regreso a Estambul, tras disputar el encuentro de la vigésima sexta jornada de la Liga de Turquía ante el Rizespor que acabó 1-5.

La luna delantera del vehículo sufrió el impacto de disparos de arma de fuego en su paso por la zona de Trebisonda. Uno de ellos hirió al chófer con el autocar en marcha. El vehículo tuvo que ser controlado por los miembros de seguridad del equipo, que sujetaron el volante del autocar, tras ser alcanzado el conductor.