Victoria local con más SUERTE que juego
El Valladolid sorprendió a su afición con tres tantos, que le premió con la ola. Fernando Blanco
El arranque fue decepcionante. El público sólo podía bostezar hasta que, con más suerte que buen juego, el Valladolid marcó dos goles. La segunda parte fue de control local y el tercer tanto despertó a la afición, que hizo la ola a los de Alonso. Sólo quedaba aguantar el resultado pero, cerca del final, el Numancia marcó su buscado tanto.