Lluvia de récords del mundo en natación: Katie Ledecky, Adam Peaty y Sarah Sjostrom

  • La nadadora sueca Sarah Sjostrom hizo el oro en los 100 metros mariposa.
  • Enorme triunfo y récord del mundo del británico Adam Peaty en los 100 braza.
  • Salvajada de Katie Ledecky, que pulverizó su propio récord en 400 libre.
Ledecky ha pulverizado el récord del mundo de 400 libres que ella misma poseía.
Ledecky ha pulverizado el récord del mundo de 400 libres que ella misma poseía.
NBC

La jornada de este domingo ha dejado, de momento, tres récords del mundo en natación en los Juegos Olímpicos de Río. Primero fue la sueca Sarah Sjostrom en los 100 metros mariposa, después el británico Adam Peaty en los 100 braza y finalmente la estadounidense Katie Ledecky en 400 metros libre. 

Katie Ledecky se colgó su primera medalla de oro en Río tras imponerse este domingo en la final de los 400 libre con un tiempo de 3:56.46, nuevo récord del mundo.

Ledecky, que en las preliminares se quedó a 34 centésimas de su propia plusmarca mundial, se convirtió en la primera mujer en la historia en bajar de los 3:57, tras rebajar en casi dos segundos el récord mundial que ella misma poseía con un crono de 3:58.37 desde agosto de 2014.

Un tiempo que permitió a la estadounidense, de tan sólo 19 años, imponerse con absoluta comodidad en la final, tras aventajar en 4,77 segundos a la británica Jazz Carlin, plata con un crono de 4:01.23, y en 5.46 a su compatriota Leah Smith, que se alzó con la medalla de bronce con una marca de 4:01.92.

Con esta medalla Ledecky eleva a dos el número de preseas logradas en Río, tras colgarse el sábado la plata en la final del relevo 4x100 libre.

Otras dos marcas mundiales

Sjostrom batió el récord del mundo y logró el oro en los 100 metros mariposa tras batir a la canadiense Penny Oleksiak, plata, y a la estadounidense y vigente campeona Dana Vollmer, que fue bronce.

Sjostrom estableció un cronómetro de 55.48 segundos y quebró la plusmarca mundial que permanecía en su propias manos (55.64) desde que la lograse en Rusia hace un año. Oleksiak paró el reloj en 56.46, mientras que Vollmer concluyó con 56.63 segundos.

Adam Peaty consiguió la medalla de oro y el récord del mundo en los 100 braza después de establecer un nuevo récord del mundo de la distancia al parar el cronómetro en 57,13 segundos.

Peaty se convirtió en el único hombre capaz de bajar de los 58 segundos, una marca estratosférica pese a sus 21 años. La plata correspondió al sudafricano Cameron van der Burgh (58.69) y el bronce fue a manos del estadounidense Cody Miller (58.87).

Además, Adam Peaty es el primer británico que gana un título olímpico en natación en 28 años. La plusmarca mundial batida en Río es la segunda que quiebra en los Juegos tras la que logró este sábado en las semifinales de la misma disciplina (57,55).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento