Luis Suárez jugó un partido de grandísimo nivel frente al Real Betis y fue decisivo en dos de los cuatro tantos del conjunto blaugrana.

El equipo culé se puso 0-2 frente al Real Betis justo cuando iba a terminarse la primera parte, y en la acción del segundo tanto en el partido de Leo Messi, fue clave Luis Suárez, que le hizo un pase maravilloso al argentino después de atraer a varios defensas del conjunto andaluz.

Para el 0-3, el uruguayo hizo una jugada de bandera, dejando sentados a varios centrales y definiendo finalmente con un magnífico remate contra la portería de Pau López.

Sin embargo, la noche no acabó bien para él, después de que se torciera el tobillo derecho y tuviera que retirarse del terreno de juego con gestos de mucho dolor. Según ha confirmado el FC Barcelona, estará entre 10 y 15 días de baja debido a un esguince.