Sturridge
Daniel Sturridge, delantero del Liverpool, celebra un gol ante el Manchester United. EFE

Daniel Sturridge no gana para disgustos en los últimos tiempos. Tras haber terminado su contrato con el Liverpool, la Federación Inglesa (FA) ha anunciado una multa de 83.000 euros y la prohibición de poder jugar hasta el 31 de julio por vulnerar la normativa sobre apuestas después de ser acusado de facilitar informacion sobre un posible traspaso.

Según las investigaciones de la FA, el delantero filtró información a familiares y amigos cercanos sobre sus posibles traspasos desde enero de 2018 durante su estancia en el Liverpool. Fue investigado por once cargos, pero finalmente la comisión que se encargó del asunto sólo pudo demostrar su culpabilidad en dos de ellos, en relación a presuntas instrucciones a su hermano Leon para que apostase por un fichaje con el Sevilla.

La sanción deportiva fue de seis semanas, aunque cuatro de ellas son en modo de aviso, por lo que a partir del 31 de julio podría volver a los terrenos de juego.

El jugador se mostró aliviado por la resolución: "Estoy agradecido de que 9 de los 11 cargos fueran desestimados y que el panel dictaminase que soy un honesto y creíble testigo, y que mis acciones en un día particularmente difícil estuvieran fuera de lugar".

No obstante, el asunto no está cerrado, ya que la FA tiene previsto apelar la decisión.