Stoner sentencia el mundial
triunfo se lo llevó el italiano Mattia Pasini, que dominó la prueba de principio a fin.

A falta de tres carreras para la conclusión del Mundial de Motociclismo (Australia, Malasia y Valencia) y con 75 puntos aún en juego, el australiano Casey Stoner se proclamó ayer en el GP de Japón nuevo campeón del mundo de moto GP tras entrar por delante de Valentino Rossi, que por segundo año consecutivo se queda sin la corona. Stoner, de 21 años, sucede así al estadounidense Hayden en el palmarés de la cilindrada reina.

La incertidumbre meteorológica benefició al australiano. Todo el mundo miraba al cielo y nadie sabía si iba a  seguir lloviendo sobre un asfalto ya mojado.

Cambio de gomas

Con estas, Pedrosa, que tenía la pole, salió como una flecha y estableció diferencias hasta que el trazado se fue secando. Los pilotos empezaron entonces a cambiar sus gomas y la prueba dio un giro de 180 grados.

Pedrosa se fue al suelo y Rossi tuvo que parar por segunda vez por problemas con su Yamaha. La carrera se había convertido en una lotería en la que las Ducati se llevaron todos los premios: Capirossi  entró primero por línea de meta y Stoner, que acabó sexto, sentenció un mundial que tenía en el bolsillo desde hacía tiempo. El catalán Toni Elías firmó un meritorio tercer puesto.

Menos fortuna tuvo en 250 cc Jorge Lorenzo. El piloto mallorquín patinó ante la lluvia y acabó cediendo 15 puntos ante su principal rival en la lucha por el título, el italiano Andrea Dovizioso, que terminó segundo por delante de Héctor Barbera, tercero, y por detrás del finlandés Mika Kallio.

Faubel cede cuatro puntos

Después de recortar distancias en el GP de Portugal, el piloto valenciano Héctor Faubel cedió ayer en el circuito Motegi cuatro puntos en la clasificación del mundial de 125 cc frente al húngaro Gabor Talmacsi. «Podía haber perdido mucho y sólo han sido cuatro puntos», dijo Faubel, que ni mucho menos es un especialista sobre mojado, a la conclusión de la carrera. El triunfo se lo llevó el italiano Mattia Pasini, que dominó la prueba de principio a fin.