Stéphanie Frappart
Stéphanie Frappart, primera árbitra en pitar un partido de la primera francesa EFE

La primera mujer que dirige el arbitraje en la 'Ligue 1' francesa se estrenó este domingo en un encuentro sin goles entre el Amiens y el Estrasburgo en el que sacó cuatro tarjetas amarillas.

Stéphanie Frappart entró en la elite del arbitraje francés en un partido en el estadio de la Licorne de Amiens en el que los que más se jugaban eran los locales, para evitar el espantajo de un descenso que todavía no está descartado matemáticamente.

La llegada de Frappart a la primera división forma parte de su preparación para el Mundial de fútbol femenino que se disputará entre el 7 de junio y el 7 de julio en Francia.

Esta mujer de 35 años, que viene arbitrando partidos de la segunda división desde 2014, será la única francesa en esa competición, como también es la única de su país que puede vivir de este oficio.

Días antes de su estreno en Amiens, había dicho que quería estar en primera por sus competencias, "no por ser mujer".

Tras su primer partido, Frappart se mostró muy satisfecha con el trabajo realizado: "Siento mucho orgullo tras este partido, creo que he trunfado en los que quería porque tenía las cualidades para arbitrar rn Ligue 1. Tengo las competencias y capacidades para estar aquí", dijo.