Errores estratégicos, problemas técnicos... las razones de la marcha de Domenicali de Ferrari

  • Marco Mattiacci releva a Domenicali al frente de la escudería italiana.
  • Los errores estratégicos y la falta de competitividad han propiciado su marcha.
  • Su apuesta por Raikkonen aumentó su distanciamiento con Alonso.
Stefano Domenicali.
Stefano Domenicali.
EFE

El director Ferrari, Stefano Domenicali, ha presentado hoy lunes su "dimisión irrevocable" después del decepcionante inicio de temporada de la escudería italiana. Su puesto lo ocupará Marco Mattiacci, hasta ahora consejero delegado de la marca en Norteamérica, que asume el reto de volver a construir un equipo ganador en Maranello.

Domenicali se marcha después de seis temporadas al frente de Ferrari (esta era la séptima) en las que el equipo rojo solo ha ganado un campeonato de constructores, en su primer año al frente de la dirección deportiva (2008).

A lo largo de la 'era Domenicali', los monoplazas italianos han ido casi siempre a remolque de sus rivales, los errores estratégicos han sido demasiado habituales y los problemas técnicos y de organización se han multiplicado. Estas son algunas de las razones que han propiciado su dimisión:

1. Errores estratégicos: El más grave tuvo lugar en el GP de Abu Dabi 2010, la última carrera de aquella temporada. Fernando Alonso, tercero en la parrilla de salida, solo necesitaba terminar cuarto para ser campeón del mundo, pero en Ferrari se equivocaron de rival. Desde el muro del equipo decidieron copiar la estrategia de Mark Webber, a priori el rival más peligroso, y se olvidaron de Sebastian Vettel, que acabó levantando el título. Esa metedura de pata hizo que Alonso entrara en boxes cuando no debía y al reincorporarse a la pista quedó atrapado en medio del tráfico, detrás del ruso Vitaly Petrov. Al final solo pudo cruzar la meta en séptima posición. A partir de aquel Gran Premio, la posición de Domenicali quedó muy debilitada. En Canadá 2012 también se perdió una buena cantidad de puntos por una estrategia errónea.

2. Monoplazas poco competitivos: Es, sin duda, la razón principal que explica la dimisión de Stefano. Desde que tomó las riendas de Maranello en 2008, Ferrari nunca ha sido el equipo de referencia en la parrilla. Primero estuvo a remolque de los poderosos BrawnGP (2009), posteriormente vivió cuatro años a la sombra de Red Bull (2010-2013) y esta temporada ha comenzado a años luz de Mercedes.

3. Conservadurismo: Durante la etapa de Domenicali, Ferrari ha pecado de ser un equipo demasiado conservador. La fiabilidad ha sido el principal caballo de batalla de la Scuderia y esa línea de trabajo ha hecho que apenas se hayan asumido riesgos a la hora de introducir innovaciones tecnológicas. Con la llegada de Mattiacci, la dirección de Ferrari pretende dar un paso adelante en ese aspecto.

4. Problemas técnicos: El túnel de viento, la herramienta fundamental para desarrollar los monoplazas en la Fórmula 1, ha sido un quebradero de cabeza para Ferrari en los últimos años. En 2011 se detectó un defecto que provocaba desviaciones entre los datos proporcionados por el túnel y los obtenidos en la pista. Parte de la plantilla de Ferrari tuvo que trasladarse a Colonia (Alemania) para trabajar con el túnel de viento de Toyota, mientras se reparaba el de Maranello. Sin embargo, esa reparación se eternizó y no fue concluida con éxito hasta finales del año pasado. El túnel de viento ha lastrado a Ferrari durante más de dos años.

5. Relación con Alonso: Los malos resultados han ido provocando cierto distanciamiento entre Alonso y Domenicali. Un momento tenso tuvo lugar tras el GP de Hungría del año pasado, cuando el piloto asturiano criticó públicamente el rendimiento de su Ferrari, que solo le permitió acabar en quinta posición. Domenicali le reprendió al piloto español su actitud crítica con el equipo y la brecha entre ambos se hizo más grande. El fichaje de Kimi Raikkonen esta temporada, una apuesta personal de Domenicali, tampoco agradó a Fernando.

6. Posible marcha del asturiano: Después de cuatro temporadas sin títulos y una quinta con oscuras perspectivas, la paciencia de Alonso se empieza a agotar y los rumores sobre su posible marcha de Ferrari han ido creciendo en el paddock. Medios españoles e internacionales han especulado con el posible regreso del asturiano a McLaren en 2015, cuando el fabricante Honda se convertirá en proveedor de motores de la escudería británica. En Ferrari eran conscientes de que necesitaban dar un golpe de efecto para intentar convencer a Fernando de que continúe defendiendo sus colores.

7. Organización fallida: Domenicali ha reestructurado la plantilla técnica de Ferrari varias veces, pero sin lograr dar con la tecla correcta. Cabezas de turco como Chris Dyer, por Abu Dabi 2010, o  Aldo Costa, por el pésimo inicio en 2011, fueron despedidos, pero los problemas de Ferrari persistieron. La llegada de Pat Fry, procedente de McLaren, no fue el revulsivo para convertir a Ferrari en un equipo campeón. La última apuesta ha sido James Allison, fichado de Lotus para relevar a Fry al frente de la dirección técnica, pero las cosas siguen sin funcionar en este 2014.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento