Tony Parker, el MVP de la final
Tony Parker, el MVP de la final. (REUTERS)
Los Spurs de San Antonio se proclamaron nuevos campeones de la NBA al vencer por 83-82 a los Cavaliers de Cleveland en el cuarto partido de las Finales que ganaron por barrida de 4-0 al mejor de siete.

El base francés con
Tony Parker con 24 puntos (10-14 tiros de campo), 7 rebotes y una asistencia fue seleccionado como el Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales.

Mientras que el escolta argentino Manu Ginóbili con 27 puntos, incluidos 13 en el cuarto periodo, y 11 en los últimos cinco minutos del partido, fue el líder indiscutible y el jugador factor que decidió la cuarta victoria de los Spurs.

El triunfo también permitió a los Spurs conseguir el cuarto título de liga desde 1999 y el tercero en los últimos cinco años para convertirse en la cuarta dinastía de la NBA junto con los Celtics de Boston, Los Angeles Lakers y Bulls de Chicago.

Los Spurs también lograron la octava 'barrida' en la historia de las Finales de la NBA y se unieron a los Celtics, Lakers y Bulls como los cuatro equipos que lo consiguieron