Steven Spielberg
Steven Spielberg, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El director estadounidense Steven Spielberg abandonó este martes el diseño de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 por el apoyo del país a la violaciones de los derechos humanos de la región sudanesa de Darfur.

En este punto, mi tiempo y energía no deben de ser destinados a la ceremonia de las olimpiadas

Spielberg explica que su decisión de romper el acuerdo con el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos (BOCOG) ha sido promovida al darse cuenta de que su conciencia no le permitía continuar con su trabajo como siempre.

"En este punto, mi tiempo y energía no deben de ser destinados a la ceremonia de las olimpiadas, sino en intentar poner fin a los atroces crímenes contra la humanidad que se continúan cometiendo en Darfur", recalcó el director, ganador de dos premios Oscar en esta categoría por Salvar al soldado Ryan y La lista de Schindler.

El también director de E.T. ya amenazó al Gobierno Chino el pasado agosto con renunciar a su trabajo como asesor artístico de los juegos si Pekín no detenía su apoyo al Gobierno de Sudán, acusado de graves violaciones de los derechos humanos en la región de Darfur.

De este modo, Spielberg se unió a otras estrellas de Hollywood, como Mia Farrow y George Clooney , en la denuncia de los problemas de Darfur y la crítica al apoyo que China -país que compra petróleo y vende armas a Jartum- brinda al país norteafricano.