Soler continúa al frente
El presidente del Valencia, Juan Soler, a su salida ayer de Mestalla tras la reunión del consejo de administración del club(Bruque / EFE).
Juan Soler volvió a ir ayer de  farol. Después de comentar en su círculo más cercano que abandonaría la primera línea, el presidente del Valencia salió ayer de la reunión del consejo de administración del club como un día cualquiera. En el cónclave valencianista, sólo se trató, según parece, el tema del jucio con David Albelda. Así lo aseguró a su conclusión Jesús Wolstein, director de Comunicación y Mercadotecnia del club: «El club nunca se va a pronunciar ante ningún rumor».

Sobre el contencioso que mantiene el Valencia con Albelda, Wolstein señaló que el club de Mestalla queda a la espera de la sentencia, que espera que sea favorable, y que en su opinión el juicio «ha sido malo y ha dañado la imagen del club y del jugador». Por su parte, Alberto Toldrá, representante de futbolistas, manifestó ayer que los directivos del Valencia «se vuelven a desmentir», ya que tras el juicio «expusieron su voluntad de llegar a un acuerdo y ahora se descuelgan con estas nuevas declaraciones».

Fuera de los despachos, el conjunto que entrena Ronald Koeman tiene puestos los cinco sentidos en el choque de ida de las semifinales de la Copa del Rey mañana en el Camp Nou ante el Barcelona.

La gran ausencia en la convocatoria es Marchena, con una inflamación en la cola del astrágalo de su pie. Por contra, Ronald Koeman recupera a Villa y Helguera, que se perdieron por sanción el choque del sábado ante el Recreativo. Joaquín quiso dejar claro ayer que irán a por todas pese a la entidad del rival: «Hay plantilla para ganar a cualquiera».