El presidente del Alicante, Antonio Solana, reconoció ayer que le gustaría evitar a Rayo Vallecano y Las Palmas en la liguilla de ascenso a Segunda División: «Son dos equipos que no me gustaría ver ni en pintura, porque la temporada anterior militaron en Segunda y tienen mucha experiencia». El máximo dirigente del cuadro alicantino, que esta jornada logró la clasificación matemática para la liguilla, explicó que desde hace un mes el cuerpo técnico está «espiando» a los posibles rivales del club.
 
Solana también felicitó a la afición por acudir al Rico Pérez en el último encuentro (12.000 espectadores).