Final: Sevilla-Getafe. El Sevilla decidió ayer que los primeros 26.000 abonados, de los cerca de 42.000 que posee actualmente la entidad, tendrán derecho a adquirir entradas para asistir a la final de la Copa del Rey, que se disputará el 23 de junio en el Santiago Bernabéu ante el Getafe.

El consejo de administración del club decidió que de las 30.000 entradas a disposición del Sevilla, sean 26.000 las que se pongan a la venta entre los abonados más con más antigüedad, quienes tendrán derecho a una localidad cada uno. El resto se las reservará el Sevilla para compromisos. Con este reparto de entradas podrán ir a la final socios que ingresaron como tales en la entidad antes de agosto de 2004. El club de Nervión también puntualizó que en caso de ampliación de número de entradas, se pondrían a la venta empezando por el abonado 26.001 hasta completar el nuevo cupo. Si algunos de los 26.000 primeros socios no comprara su entrada en la fecha que se fije, se correrá turno por orden de antigüedad.