Sito Pons y su hijo Axel posan con la moto de Pepe Jeans Team de 250 cc.
Sito Pons y su hijo Axel posan con la moto de Pepe Jeans Team de 250 cc. ANTONIO NAVIA

Apenas han pasado ocho meses del espectacular accidente que sufrió en el circuito de Jerez su hijo Axel, quien asegura que "no recuerdo nada" de aquella caída. Pero Sito Pons (bicampeón mundial de 250 cc en 1988 y 1989), "fui monaguillo antes que fraile", entiende que "forma parte del oficio".

"Axel le ha visto ya el lado oscuro a las motos. Su obsesión es ser piloto y no hay manera de quitárselo de la cabeza". "La que siempre lo pasa peor es la madre", añade Pons.

Esta temporada, el ex piloto catalán regresa tras cuatro años de ausencia al Mundial de Motociclismo, que arrancará el 12 de abril en Qatar, como team manager del equipo Pepe World Team de 250 cc.

Soy consciente que no debería ser más exigente con él que con los demás

Y tendrá la complicada tarea de ser jefe antes que padre: "Soy consciente que no debería ser más exigente con él que con los demás". Para Sito, este año Axel (17 años) "deberá ir quemando etapas poco a poco y si hace alguna buena carrera ya será un gran éxito".

Su hijo tendrá como compañero de equipo a Héctor Barberá, sexto en el cuarto de litro en 2008. Sito Pons tiene dos niños más (Edgar y Lucas) y reza cada día porque no sigan los pasos de su hermano: "Edgar ha corrido ya en velocidad, pero mi ilusión sería que lo dejase. A Lucas, sin embargo, le gustan más los videojuegos y eso me satisface".

"Sus consejos me sirven de mucho"

Al igual que hiciera su padre, Axel debutará en el mundial sin correr en 125 cc. "Axel ha dado el salto directamente por su talante, fuerza y determinación", comenta Sito. Pese a que reconoce que «los consejos de mi padre me sirven de mucho", el hijo mayor de los Pons cree que su estilo sobre la moto es distinto al de su progenitor, quien era muy calculador: "Si veo un hueco, me meto. Mi padre me ha dicho que tengo que planificar mejor las carreras".

Además, ahora la tecnología lo facilita todo: "Gracias a la Play conozco todos los circuitos".

Mala suerte para empezar

Axel Pons no ha tenido demasiada fortuna en sus primeros entrenamientos. Este lunes, en Estoril (Portugal), el piloto catalán tuvo que ser hospitalizado tras el corte que sufrió en un brazo después de perder el control de su máquina y caer por segunda vez al suelo.