La tenista rumana Simone Halep, de 17 años, es una de las grandes promesas femeninas del deporte de la raqueta. De hecho, se adjudicó el Roland Garros junior en 2008. Pero, por desgracia para ella, sus voluminosos pechos han acaparado más atención que sus virtudes deportivas.

Este busto me hace sentir incómoda al jugar"

La número 30 del ranking junior lamenta unos atributos que muchas mujeres envidian, y casi todos los hombres admiran:  "Es un peso que dificulta mi habilidad para reaccionar con rapidez. Este otoño me voy a reducir el tamaño de mis pechos. Este busto me hace sentir incómoda al jugar".

La noticia de su operación seguro que defraudará a muchos de sus seguidores, pero, teniendo en cuenta que es muy probable que mejore sus prestaciones, quizá se alegre de su delicada decisión.