La suerte ha querido que en la próximas siete jornadas se mida hasta con seis rivales directos. «Estamos muy jodidos por la situación. Pero ahora empieza nuestra Liga. Es el momento de ver si merecemos que salvarnos o no», explicó Silva. Por su parte, Ernesto, que jugó en Valladolid su primer choque como titular, dijo que no hay margen de error. «Como fallemos en alguno de estos encuentros estamos muertos»,aseguró.