David Silva y su hijo Mateo.
David Silva y su hijo Mateo. MANCHESTER CITY

El Manchester City venció por 6-1 al Huddersfield Town, en un partido que ha dominado de principio a fin. David Silva ha sido uno de los grandes protagonistas del mismo, después de ser uno de los grandes artífices del control total que el campeón ha tenido sobre su rival, y también después de marcar un precioso tanto de falta directa, que se coló por toda la escuadra de la meta defendida por Ben Hamer. Sin embargo, la imagen de optimismo, más allá del resultado, apareció en la previa del encuentro.

Fue cuando David Silva se dejó ver con su hijo Mateo en brazos, después del tremendo calvario que sufrió el curso pasado y que le obligó a perderse varios partidos. El jugador canario tuvo que estar viajando constantemente a España, después de que el pequeño Mateo naciera con 25 semanas, de forma prematura extrema, lo que hizo temer por su vida.

Finalmente, todo salió a pedir de boca, y el pequeño Mateo, como se ha podido ver en el inicio del encuentro, ha estado en los brazos de su padre, ya gozando de buena salud, en el estreno liguero del equipo skyblue frente a su afición. Guardiola incidió en varias ocasiones que, más importante que el fútbol, era la familia, y David Silva agradeció al técnico catalán su apoyo en esos meses tan complicados. Primero, con un emotivo vídeo, y después, con un fabuloso tanto para hacer el cuarto del equipo citizen. Al término del encuentro, Silva regaló otra bonita instantánea, con todo el equipo posando con el pequeño Mateo. Un triunfo del colectivo y una preciosa historia.