alonso hamilton dennis
Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Ron Dennis, una guerra abierta en McLaren. 20MINUTOS.ES

Quizá no fueron siete, sino muchos más los pecados cometidos por McLaren a lo largo de la presente temporada, un ejercicio que el equipo angloalemán cerró el domingo en Brasil sin levantar ningún título (ni el de pilotos ni el de marcas). La escudería que dirige Ron Dennis se equivocó de estrategia y no supo sacar todo el partido a Fernando Alonso, un bicampeón mundial que vivió a la sombra de su novato compañero, Lewis Hamilton.

La soberbia mostrada por Dennis y la avaricia de Hamilton no han cuajado con Alonso

El joven piloto inglés completó una gran temporada y probablemente será campeón mundial en el futuro, pero este año todavía no estaba preparado para serlo. La presión le pudo y cometió dos errores de pilotaje en las últimas carreras, de China y Brasil , que le costaron el campeonato. La soberbia mostrada por Dennis y la avaricia de Hamilton no han cuajado con el temperamento de Alonso, provocando un rotundo fracaso en McLaren.

Lewis no quiere reclamar

La directiva de McLaren, sin embargo, todavía no se ha dado por vencida y ha recurrido la decisión de la FIA de no sancionar a Williams y BMW por utilizar gasolina demasiado fría en Interlagos.

Si ese recurso prospera, Lewis sería campeón, aunque el propio Hamilton se mostró contrario a ganar el Mundial en los despachos, en una entrevista a la BBC. "Ganar el Mundial de esta manera es un poco cruel y probablemente nada positivo para este deporte. No es el camino por el que quiero ser campeón", dijo el británico, que por lo menos coincide en una cosa con Fernando Alonso: "A mí se me caería la cara de vergüenza si le dan el Mundial a Hamilton".

SOBERBIA

1.- El gran pecado de McLaren. Ron Dennis quiso ser la estrella del equipo. Ninguneó los logros de Alonso y falló al relegar al español al segundo plano.

ENVIDIA

2.- Hamilton se quejó varias veces de que Alonso ganaba mucho más dinero, pero se olvidó de que el de Oviedo tiene dos mundiales y él es un novato.

IRA

3.- "No hemos luchado contra Raikkonen, sino contra Alonso", dijo Dennis tras el GP de China. Su enfado con el asturiano delató sus intereses.

GULA

4.- El hambre de títulos condenó a Hamilton. Quiso ser el campeón más joven de la historia en su primer año en la F-1, pero al final le pudo la presión.

PEREZA

5.- Alonso se encargó de evolucionar el McLaren a lo largo del año y el que mejor supo elegir los reglajes. El equipo no le premió esa labor.

LUJURIA

6.- Aparcando su concepto sexual, la lujuria significa un exceso o demasía en algunas cosas. A Lewis le sobró un poco de confianza.

AVARICIA

7.- Si Lewis se hubiera conformado con el cuarto puesto en Brasil, sería campeón, pero no aceptó que Alonso le adelantara y lo pagó con una salida de pista.

Ferrari mima a Alonso

El presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, sí supo reconocer este lunes los méritos de Alonso: "Es un fuera de clase en todos los sentidos; pese a perder el Mundial por un punto y quizá por mala gestión de su escudería , felicitó rápidamente a Raikkonen". ¿Un guiño para llevarse al asturiano en el futuro?