En los últimos días de mercado, el Milán se ha asegurado la llegada de dos importantes jugadores para reforzar su plantilla: el delantero ucraniano Andriy Shevchenko y el defensor suizo Philippe Senderos.

Tras numerosas confirmaciones y desmentidos, hoy llegó finalmente a Milán el hijo prodigo Shevchenko, que regresa al club rojinegro después de dos años pasados sin éxito en el Chelsea inglés.

Una incorporación que hace que el ataque del Milán, con el brasileño Ronaldinho, uno de los más temidos del campeonato, que comenzará el próximo fin de semana.

"Con Sheva vamos a hacer grandes cosas", afirmó hoy el ex jugador del Barcelona, que llegó procedente de Pekín, donde ha disputado los Juegos Olímpicos con su selección, se incorporará mañana junto con su compatriota Pato a los entrenamientos del Milán.

El suizo Senderos, de 23 años, llega cedido por una temporada. El Milan ha pagado dos millones de euros y tiene la opción del fichaje definitivo al final del campeonato por otros ochos.