Sevilla
Los jugadores celebran el primer tanto sevillista. EFE
El Sevilla aseguró su participación en la eliminatoria previa de la Liga de Campeones con su victoria por 3-1 ante el Real Zaragoza, pero además los tres puntos hacen que sigan soñando con el título de Liga, ya que es el único que se lo puede disputar al Real Madrid y el Barcelona.

El partido que se vio en el Sánchez Pizjuán fue de mucha calidad, con dos equipos que apuestan por el fútbol ofensivo y que se jugaban mucho, porque el Zaragoza lucha por competición europea y eso lo demostró en Sevilla.

El campeón de la Copa de la UEFA salió enchufado al partido, hasta el punto de que a los siete minutos ya había forzado cuatro saques de esquina en la portería que defendió César Sánchez.

El Zaragoza, ante el empuje local, presionó en las bandas con el uruguayo Carlos Diogo y Juanfra García y quiso controlar el balón en el centro del campo con José María Movilla y el argentino Carlos Aimar.

Eso motivó que con el paso de los minutos el Sevilla cometiera imprecisiones en el pase y que no encontrara huecos para crear peligro, aunque el goleador malí Frederic Kanouté sí dispuso de una clara a los 21 minutos que abortó con una buena intervención César.

Se vio entonces que el equipo que entrena el aragonés Víctor Fernández tiene buenos recursos en ataque y que el del manchego Juande Ramos debía estar atento a las incursiones de los visitantes.

En estas, poco antes de que se cumpliera la primera media hora de juego, Luis Fabiano se fabricó una gran jugada en las inmediaciones del área que acabó en gol después de que el brasileño rematara en dos ocasiones, la segunda tras el rechace de César.

Se desmelenó la formación andaluza con el 1-0 y bien pudo llegar el segundo minutos después gracias a un fútbol rápido y variado con el balón de una a otra banda, aunque ello también alternado con unos contragolpes del Zaragoza que crearon incertidumbre en las gradas.

La segunda parte tuvo un arranque tan intenso como acabó la primera y el Sevilla estuvo cerca de prácticamente sentenciar el choque con el penalti que le hizo Movilla a Luis Fabiano, pero Kanouté lo lanzó mal y mandó el balón muy alto.

Los hispalenses no se desmotivaron con esa circunstancia y siguieron con su acoso sobre el área maña, aunque fallaron en la definición y eso le dio vida al adversario, hasta el punto de que D'Alessandro logró el empate con un preciso lanzamiento de córner con el que metió el balón directamente en la meta de Andrés Palop.

Quedaba algo más de un cuarto de hora y el partido se volvió loco, porque el Sevilla buscó con ganas el segundo, al igual que el Zaragoza, pero la victoria cayó del lado local con un gol del ruso Alexander Kerzhakov y otro de Kanouté en la prolongación, con lo que el malí ya lleva veintiuno en la Liga.

Ficha técnica:

3 - Sevilla: Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, Dragutinovic; Jesús Navas (Duda, m.77), Poulsen, Renato, Adriano (Puerta, m.62); Kanouté y Luis Fabiano (Kerzhakov, m.69).

1 - Real Zaragoza: César; Diogo, Sergio Fernández, Gabriel Milito, Juanfra (Celades, m.62); D'Alessandro, Movilla (Piqué, m.62), Zapater, Aimar; Sergio García (Ewerthon, m.74) y Diego Milito.

Goles: 1-0, M.27: Luis Fabiano. 1-1, M.74: D'Alessandro. 2-1, M.82: Kerzhakov. 3-1, M.94: Kanouté.

Árbitro: Manuel Enrique Mejuto González (Comité Asturiano). Expulsó al zaragozista Diogo por dos tarjetas amarillas, al verlas en los minutos 90 y 91. Además, amonestó a los locales Adriano (m.15), Poulsen (m.78) y Kerzhakov (m.82) y a los visitantes Gabi Milito (m.45), Movilla (m.51) y Sergio Fernández (m.70).

Incidencias: Partido disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 45.000 espectadores. Terreno de juego buenas condiciones. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del portero del Sevilla en la década de los cincuenta Javier de Pablos "Javier". También se mostró en el centro del terreno el trofeo de campeón de la Copa de la UEFA conseguido recientemente en la ciudad escocesa de Glasgow ante el Espanyol.