Kerzhakov celebra el segundo gol del Sevilla.
Kerzhakov celebra el segundo gol del Sevilla. Marcelo del Pozo/REUTERS

El Sevilla sufrió de lo lindo para vencer al Tottenham, un buen equipo que puso en apuros a uno de los mejores conjuntos de la Liga española, y esta apasionante eliminatoria se tendrá que decidir en Londres.

El Sevilla se vio sorprendido por la excelente puesta en escena del equipo inglés, quien tan sólo en dos minutos había conseguido un gol y también creado una clara ocasión de gol. El Tottenham, gracias a la rapidez de sus jugadores de arriba y la calidad de Berbatov, arrinconó a un Sevilla desconocido y superado en todas sus líneas.

La decoración cambió a raíz del gol del empate de Kanouté, producto de un discutido penalti de Robinson. El malí logró el tanto del empate con absoluta tranquilidad y el Sevilla consiguió igualar el marcador y equilibrar un juego hasta entonces patrimonio absoluto del conjunto inglés.

El Sevilla tomó el mando del partido frente a un rival que se metió atrás y que se dedicó desde entonces a intentar sorprender al contragolpe. Con dominio sevillista llegaron dos buenas ocasiones de gol de los sevillanos. Robinson estuvo pletórico al desviar sendos remates de Kerzhakov y Kanouté, y el segundo gol se mascaba.

Fue en el minuto 36 cuando el rápido delantero ruso del Sevilla acertó a rematar de cabeza un balón suelto dentro del área inglesa. Llegó el 2-1 y el Sevilla logró darle la vuelta al marcador sin gran juego, pero con mucha eficacia. La eliminatoria respondía a lo previsto entre dos grandes equipos, goles y mucha emoción.

Salió fuerte el Tottenham

Los primeros minutos de la segunda parte fueron de tanteo, pero si hubo un equipo que ofreció peligro en estos inicios de la reanudación, como ocurrió en la primera parte, fue el Tottenham. El conjunto británico hilvanó buenas jugadas y Keane estuvo a punto de hacer el segundo gol visitante.

Juande Ramos, entrenador del Sevilla, realizó un cambio tan necesario como vital en el desarrollo del encuentro. Martí entró por Renato para reforzar el centro del campo y el conjunto español equilibró la balanza. Sin tantas llegadas como en la primera mitad, los dos equipos se acercaban a una y otra área, lo que daba muchas opciones a que pudieran verse más goles.

Esa sensación se disipó a medida que pasaban los minutos, cuando el Sevilla se mostró incapaz de superar al equipo inglés y el Tottenham daba por bueno el 2-1 en espera de poder cazar un gol más que pusiera el 2-2 en el marcador.

Los últimos minutos fueron de dominio absoluto del Tottenham, quien a base de faltas metió el miedo en el cuerpo al Sevilla. En el último minuto pudieron empatar los ingleses en un barullo, pero el conjunto español, muy cansado, defendió como pudo una victoria que fue lo mejor de un partido y ante un buen rival.

Ficha técnica:

2 - Sevilla FC: Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, David (Dragutinovic, m.67); Jesús Navas, Poulsen, Renato (Martí, m.60), Adriano; Kanouté y Kerzhakov.

1 - Tottenham: Robinson; Stalteri, Dawson, Chimbonda, Young-Pyo Lee; Tainio (Ghaly, m.83), Zokora, Jenas; Lennon (Malbranque, m.80), Berbatov y Keane.

Goles: 0-1, M.2: Keane. 1-1, M. 18: Kanouté, de penalti. 2-1, M. 36: Kerzhakov.

Árbitro: Alain Hamer (Luxemburgo). Amarilla para el local David (m.30) y para los visitantes Robinson (m.17), Tainio (m.33), Lee (m.45) y Zokora (m.52).

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la UEFA disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. En el descanso, el Sevilla FC entregó sendos obsequios al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, al presidente del Banco Mundial, Rodrigo Rato, y al cantante Bertín Osborne. La policía tuvo que cargar en el primer tiempo contra un grupo de aficionados ingleses.