La página web del Tottenham inglés avisa a su afición, a petición del Ayuntamiento de Sevilla, de las características de la ciudad andaluza y su celebración de la Semana Santa, así como de la ley 'antibotellón' que prohíbe beber en la calle bajo pena de sanción de 300 euros.

El delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Fernández, informó sobre los pormenores del dispositivo de seguridad establecido con motivo del partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la UEFA entre el Tottenham y el Sevilla FC, que se disputará el Jueves Santo y que supondrá la actuación de 800 profesionales "que velarán por la normalidad".

La calle Picasso, en cuyas inmediaciones se ha situado el recinto que acogerá a la afición inglesa, será cortada durante la tarde de mañana.

Este espacio ocupa más de 3.700 metros y dispondrá de varias zonas de restauración y dos pantallas de vídeo "gigantes" en las que se retransmitirán partidos históricos del equipo inglés, así como un "lugar-santuario" para los hinchas del Tonttenham en el que se situarán banderas y otros motivos de identidad del equipo.

También se dotará a la zona con efectivos sanitarios, policiales y de limpieza para que "velen" por la seguridad y la comodidad durante la estancia de los aficionados ingleses en el "recinto de hospitalidad".

La Policía Local ha advertido a los establecimientos de las "zonas más sensibles" de que no pueden expender bebidas que sean consumidas en el exterior, dijo el representante municipal, "especialmente a los aficionados ingleses".


Llegarán en nueve aviones

Fernández estimó la llegada de cinco aviones al aeropuerto de Sevilla ycuatro al de Jerez, ocupados por la afición británica, e informó del establecimiento de 31 autobuses que trasladarán a los aficionados a la zona del recinto, y desde allí de vuelta a los aeropuertos una vez finalice el encuentro deportivo.

Por otra parte, las 3.500 entradas iniciales que ha puesto a la venta el Sevilla a los aficionados ingleses aún no han sido retiradas en su totalidad, indicó Fernández.