La ciudad de Sevilla está sufriendo últimamente horrores con el fútbol. Ni Betis ni Sevilla han empezado la Liga 2007/08 en gran forma y, después de siete jornadas disputadas, ambos andan muy lejos del lugar que deberían ocupar.

Los de Juande Ramos, con un partido menos por el choque aplazado al 5 de diciembre ante el Osasuna debido al fallecimiento de Antonio Puerta, ocupan el decimoquinto lugar en la tabla, con seis puntos de los 21 que se han puesto en juego.

Pese a empezar de forma magnífica la temporada conquistando la Supercopa de España ante el Real Madrid, el equipo de Nervión se ha ido desinflando poco a poco en la Liga después de ganar en las dos primeras jornadas a Getafe y Recreativo. por 4-1. Luego, vino la derrota (3-0) ante el Arsenal en Champions y la caída libre.

Por su parte, el conjunto de Héctor Cúper marcha decimosexto con los mismos puntos que su vecino, aunque con un partido más. Los verdiblancos empezaron con empates ante Recreativo (1-1) y Espanyol (2-2), luego entraron  en crisis con la derrota (1-2) en el Ruiz de Lopera ante el Valencia y resurgieron con la goleada (3-0) al Mallorca. Los eternos rivales navegan ahora con el viento en contra, aunque Sevilla espera que pronto vaya a favor.

Una mala racha de otro siglo

El Sevilla, que sufrió ante el Deportivo (0-1) su cuarta derrota consecutiva en esta Liga, no encadenaba una racha tan mal desde la temporada 1999-00, cuando el equipo de Juan Carlos Álvarez descendió a Segunda. En aquella ocasión, fueron seis las derrotas seguidas: Deportivo (1-3), Málaga (3-0), Valencia (1-2), Barça (2-0), Oviedo (2-3) y Mallorca (0-4).