Chevantón falla una clara oportunidad ante el portero del Racing de Santander.
Chevantón falla una clara oportunidad ante el portero del Racing de Santander. Jose Manuel Vidal/EFE

El Sevilla tiene miedo al liderato. Por segunda vez en un mes el equipo de Juande Ramos desperdició el tropiezo del Barça y convertirse así en el nuevo líder de la Liga.

Tiene mal de altura el Sevilla. Eso y que se le nota cansado: jugar en tres competiciones a estas alturas de temporada le está pasando factura.

Le faltó frescura al equipo andaluz frente a un Racing muy ordenado y sólido.

Juande decidió reservar a Kanouté (el jugador anda tocado y hay que dosificarlo) y metió a Chevantón. El uruguayo falló varias oportunidades en la primera mitad.

En la primera parte cuando el Sevilla pudo sentenciar pero entre que Chevantón tenía el punto de mira desviado y el Racing presionaba con orden en el centro del campo, los goles no llegaron.

Pasaba el tiempo, no llegaban los goles y apareció la ansiedad. En la segunda mitad el Sevilla se dejó la piel para marcar un gol, pero el Racing fue un muro inexpugnable que jugaba al 0-0.

Los cambios introducidos por Juande Ramos, que recurrió al ruso Alexander Kerzhakov y a Kanouté, junto al portugués Duda, no encontraron el fruto apetecido por el Sevilla y los minutos transcurrieron sin novedad para decepción de los seguidores sevillistas.

Ficha técnica:

0 - Sevilla FC: Cobeño; Daniel Alves, Aitor Ocio, Escudé, Dragutinovic (Duda, m.69); Jesús Navas, Renato, Maresca, Puerta; Luis Fabiano (Kanouté, m.69) y Chevantón (Kerzhakov, m.60).

0 - Racing de Santander: Toño; Pinillos, Rubén, Garay, Oriol; Scaloni, Vitolo, Colsa (Antonio Tomás, m.75), Serrano (Balboa, m.63); Munitis (Cristian Álvarez, m.92) y Zigic.

Árbitro: Carlos Mejía Dávila (Comité Madrileño). Amonestó a los locales Chevantón (m.20) y Daniel Alves (m.89) y al visitante Oriol (m.58).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de 45.000 espectadores.