Luis Fabiano, en el partido contra el Getafe.
Luis Fabiano, en el partido contra el Getafe (EFE). Acero / EFE

No es este un buen año para el Sevilla. Noveno en la clasificación, a la misma distancia de la UEFA que del descenso, el conjunto andaluz se ha acostumbrado a perder partidos que en las dos temporadas anteriores solía ganar. Y claro, en Nervión andan preocupados: ya ha perdido diez partidos en la Liga y están fuera de la Copa.

Uno de los que más muestra su preocupación es el goleador del equipo, Luis Fabiano: la situación se torna peligrosa y el brasileño no ha dudado en dar un toque de atención. "Tenemos que estar enfadados y sentir vergüenza con lo que estamos haciendo. Son muchos ya los partidos que nos marcan gol de estrategia y eso nos está dejando muy lejos del objetivo. Es hora de empezar a trabajar".

El delantero brasileño asegura que el gran problema está en la falta de atención del equipo, sobre todo a balón parado: "Esto hace dos años no pasaba. Hay que empezar a trabajar en las estrategias". Más claro, agua.