Frank Rijkaard, técnico holandés del Barcelona, advirtió a su equipo sobre el peligro de caer en cierta relajación tras los éxitos cosechados hasta ahora, aunque negó que esa actitud sea ya una realidad pese a la derrota (0-3) sufrida en la Supercopa de Europa ante el Sevilla.

Rijkaard prefirió hablar de que faltó "cierta chispa", aunque dejó claro su mensaje cuando explicó que sus jugadores habían tenido la posesión del balón, "pero casi siempre sin peligro".

Para el técnico holandés a su equipo le faltó cierta chispa

"Hacíamos correr de un lado al otro, pero no había nadie para rematar el centro final", señaló el holandés, quien precisó que, por contra, "El Sevilla daba sensación de peligro casi siempre que robaba la pelota".

El entrenador del Barcelona lanzó otra perla al destacar la "contundencia" con la que se empleó el rival en contraposición con la actitud de los azulgrana.

Juande Ramos destacó "los méritos" de su equipo

Juande Ramos, técnico del Sevilla FC, destacó "los muchos méritos" de su equipo para lograr el título en la Supercopa de Europa, al derrotar al FC Barcelona (3-0).

"Hoy la gente ha salido muy enchufada. Hemos preparado muy bien el partido y todo salió a pedir de boca", indicó Juande Ramos.

Preparamos muy bien el partido y todo ha salido a pedir de boca



Preguntado sobre si el triunfo fue más por méritos del Sevilla que por errores del Barcelona, el preparador manchego matizó que "está claro que han sido más los méritos del Sevila, sobre todo por lo visto en los últimos partidos a un Barcelona muy fuerte y en gran forma".

Se refirió también a los cambios del segundo tiempo, y dijo que "los jugadores hicieron un tremendo desgaste físico en la primera parte, y por eso hubo que hacer cambios, para dar frescura al equipo".

Del triunfo dijo que dará al Sevilla "confianza para la liga" ya que supondrá "una motivación máxima" aunque advirtió que "habrá que esperar a ver como arranca la liga".