El entrenador de Las Palmas, Quique Setien, ha reconocido que a Sergio Araujo, que ha vuelto a dar positivo en un control de alcoholemia, "le pasa algo con lo que no puede" y que "seguramente necesitará ayuda", por lo que entiende que "la mejor solución para él y para todos es salir" del club canario.

"A Araujo le pasa algo con lo que no puede. No deja de ser una persona a la que seguramente habrá que ayudar, no hay otra. Todos le podemos crucificar, pero seguramente él no es consciente de la situación que vive ni seguramente él solo puede solucionar el problema que tiene. Seguramente necesitará ayuda", desveló Setien en rueda de prensa.

Por ello, considera que lo mejor es que se marche del club canario. "Le va a venir muy bien. Tiene unas condiciones extraordinarias y aquí ahora mismo está en una situación de muchísima tensión, muy difícil para todos, y necesita dar un giro a su vida. Aquí no lo puede hacer. Lo mejor es encontrar un equipo donde pueda demostrar de verdad las condiciones que tiene, que estoy seguro de que lo va a hacer porque siempre ha entrenado bien y trabaja", confió.

El cántabro no ocultó que se trata de "un caso realmente complicado tanto para el jugador como para el propio club" como para él mismo. "Es una situación desagradable. Es un jugador que ha sido muy importante en este equipo y es un activo del club. Es un chaval de 20 años al que no voy a disculpar una vez más porque es lo suficientemente mayor como para que sepa de las consecuencias de sus actos", recordó.

En este sentido, estimó que el delantero argentino "seguramente no ha estado convenientemente asesorado por su entorno y la gente que le rodea".

"Yo no me centraría exclusivamente en machacarle ni crucificarle a él. Cuando metía los goles y todos le aplaudíais también era eso y todos los sabíais. Esto no es de ahora, es de hace mucho tiempo, así que seguro que todos somos un poco culpables por eludir la responsabilidad que tenemos en todas estas cosas", valoró ante la prensa.

Además, Setien explicó que ha tenido que mandar a Jonathan Viera "al rincón de pensar unos días", explicando que además de Araujo "otros jugadores han tenido un comportamiento que no corresponde".

"Tomo esas medidas pensando en lo mejor del club y para mí. Son situaciones complejas que han sucedido esta semana y hay que gestionarlas de la manera más conveniente. El presidente ha respaldado todas las decisiones que deba tomar", subrayó.