Sergio Scariolo
Sergio Scariolo en la rueda de prensa de despedida de la selección española de baloncesto. EFE

Sergio Scariolo afronta un verano radicalmente distinto a los anteriores. Tras cuatro años seguidos como seleccionador español, en los que cosechó dos oros europeos y una plata olímpica, le ha llegado la hora de tomarse un respiro. Ha escrito un libro ('Hablando en plata. Las razones de un entrenador') y ha cogido fuerzas para su siguiente reto: nada menos que volver a entrenar al Baskonia.

Probablemente nadie conoce mejor a España que el que ha sido su seleccionador en los últimos cuatro años, y el italiano la considera la gran favorita a lograr el oro en Eslovenia, lo que supondría el tercero de manera consecutiva. Scariolo atendió a 20 Minutos para valorar cómo ve al combinado español justo antes del inicio del campeonato:

Su primer verano sin selección tras cuatro años. ¿Cómo se siente?
Ha sido un verano largo, aunque ya llevo diez días trabajando. Ha sido diferente, he podido hacer cosas que antes eran imposibles. Aunque, por supuesto, también he visto muchos partidos.

He visto a España muy bien, con los valores de siempre y un bagaje táctico interesante

¿Podrá ver el Eurobasket con calma o tiene mucho trabajo en Vitoria?
Ya he empezado el trabajo y no podré ver todos los partidos. Eso sí, los de España no me los perderé y trataré de ver todos los que pueda.

¿Cómo ha visto a España durante la preparación?
Bien, muy bien. Con los valores de siempre y un bagaje táctico interesante y acertadas opciones.

Los dos bases siempre en pista es una de las cosas más destacadas. ¿Qué le parece esa opción?
Eso es posible por estos bases tan especiales que tiene España. Su estructura física es impresionante y les permite actuar también en la posición de escolta. El hecho de que uno de ellos ocupe ese puesto compensa la ausencia de Juan Carlos Navarro, que es un escolta con un manejo de balón impresionante y la inteligencia de un base.

El papel de Marc Gasol será decisivo. Es la gran fortaleza de España, pero también se puede ver un poco solo en la pintura. ¿Le ve preparado para ser el líder de España?
Marc está en su maduración tanto técnica como física, se trata de un auténtico jugadorazo. Entiende su rol a la perfección.

¿Es España favorita al oro?
Sí. Y no lo digo solamente por las bajas que también tienen los demás equipos. Tiene algo más que el resto, siempre se consigue mantener, tiene un gran sacrificio y da el paso atrás necesario en cada partido. Eso, unido al talento que tiene esta selección, la distingue de las demás.

¿Cuáles cree que son los rivales más fuertes de España por el título?
Después de España, veo a Francia, Grecia y Lituania (lo dice tras pensarlo bien).  En el siguiente nivel veo a Eslovenia, a la que no hay que descartar, Serbia, que se mantiene pese a las bajas, y también Turquía.

Orenga es el hombre perfecto para el puesto de seleccionador

Orenga toma el relevo en la selección en Eslovenia. ¿Que similitudes y diferencias ve entre usted y él?
Detalles, matices. Juan ha sido uno de mis colaboradores más cercanos estos años, conoce el trabajo y el baloncesto. Es el hombre perfecto para el puesto, tiene todas las condiciones.

Se le ha visto más tranquilo que a usted en los tiempos muertos. ¿Cambiará durante el campeonato?
Es su carácter, pero por dentro estoy seguro de que las sensaciones son parecidas. Ese carácter tranquilo que tiene es una cualidad, se le ve dueño de la situación.

El torneo será largo. ¿24 selecciones en un Eurobasket son demasiadas?
Pasa como en cualquier competición. En la liga española de fútbol hay 20 equipos, en la ACB 18. Un campeonato europeo de selecciones debe servir para promocionar el baloncesto en cuantos más países mejor, debe ser una exigencia. A nivel de equipos si me parecería más lógico una reducción en las competiciones, pero con las selecciones su función es llevar el balón de básquet a cuantos más países mejor.

Los pronósticos de Scariolo

- Medalla de oro: ESPAÑA

- Finalista: GRECIA

- MVP del torneo: MARC GASOL

- Máximo anotador: SPANOULIS

- Jugador revelación: TIBOR PLEISS