Sergio Ramos, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Sergio Ramos, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

La destitución de Julen Lopetegui el día antes de comenzar el Mundial de Rusia es sin duda una de las grandes noticias del año en todo el planeta fútbol. Su fichaje por el Real Madrid ha provocado un torbellino en la Selección española, que ha acabado con Fernando Hierro en el cargo de seleccionador, en un absolutamente inesperado giro de los acontecimientos.

Un vacío de poder ante el que ha querido salir al paso Sergio Ramos, el capitán del combinado nacional, con un tuit de aliento tanto a sus compañeros como a una afición que lógicamente se ha quedado atónita con lo sucedido en las últimas 24 horas. "Somos la Selección, representamos un escudo, unos colores, una afición, un país. La responsabilidad y el compromiso son con vosotros y por vosotros. Ayer, hoy y mañana, juntos. Vamos España", ha asegurado.

El capitán de España ha dejado claro que su capacidad de mando es enorme, e incluso, según diversas informaciones, ha estado hasta el último momento intentando convencer a Rubiales de que no se produjera la destitución. Otras voces incluso dicen que fue él quien recomendó el fichaje de Lopetegui por el equipo blanco.

Sergio Ramos ya ha dejado claro que es el hombre fuerte en su club -incluso se ha mostrado contrario a varias declaraciones que ha realizado Cristiano Ronaldo de cara a su posible continuidad, enfrentándose a la gran estrella del equipo-, y parece que dada la delicada situación que se está dando, él debe ser quien tire del resto para que la participación de España en Rusia 2018 no sea un fracaso.